Información

¿Qué insecto colorido es este?

¿Qué insecto colorido es este?



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Lo encontré en mi planta esta mañana mientras la regaba. Ubicación: Hyderabad, Telangana, India. ¿Algunas ideas?


¡Buen hallazgo! Definitivamente es un Poekilocerus pictus, también conocido como "Saltamontes pintado".


Capítulo 1 - Demandas crecientes y desvanecimiento de la experiencia en biología integradora de insectos

Este capítulo se centra en las tendencias recientes que son aplicables al tegumento y el color de los insectos y que son relevantes para todo el campo de la biología integrativa de los insectos. Los insectos ocupan un lugar destacado como objetos de estudio, intercalados entre un tema temático sobre microscopía de fluorescencia cuantitativa y otro sobre investigación de biomateriales en Japón. Las aplicaciones potenciales en el arte, el diseño y la industria valen miles de millones por año, como en la óptica más fundamental. Por ejemplo, la industria de la pintura está interesada en la iridiscencia. Debido a que contiene fragmentos de losas multicapa que se orientan a sí mismas debido a los efectos de la tensión superficial, algunas pinturas pueden cambiar de color con el ángulo de visión, medido desde la superficie normal. Se pueden conseguir los mismos efectos, por ejemplo, en cosmética. La quitina, uno de los componentes básicos, también se utiliza en todo el mundo para numerosos propósitos. Debido a su biodegradabilidad, biocompatibilidad y no toxicidad, la quitina, el quitosano y sus productos de modificación química cubren una amplia gama de aplicaciones útiles. Las industrias textil y farmacéutica, así como la agricultura, el tratamiento de aguas, la cosmética, la alimentación y la fotografía los utilizan. También representa un punto alto en la evolución de los tejidos portadores por la tasa de maduración, baja densidad, sintonía y robustez de sus propiedades mecánicas, así como su resistencia a la humedad, entre otras propiedades.


Zoología> ¿Qué es esto? Criaturas coloridas

¿Por qué evolucionaron los organismos coloridos? Descubra algunas de las increíbles formas en que los animales usan el color para ayudarlos a sobrevivir.

Mira de cerca esta foto misteriosa.
¿Puedes adivinar qué es?

un bosque visto desde arriba

pequeñas plantas flotando en un estanque

un lagarto escondido entre enredaderas en un árbol

un insecto escondido entre musgo y líquenes

RESPUESTA: un insecto escondido entre musgo y líquenes

Explore la galería de fotos a continuación para ver cómo algunos animales usan el color para todo, desde esconderse hasta cazar y encontrar pareja.

¿Alguna vez se preguntó por qué tantos insectos son verdes? Si eres un insecto delicioso e indefenso como este Chicharra (Championica montana), vale la pena pasar desapercibido. ¡Y los animales verdes son más difíciles de detectar en las plantas verdes!

Los animales a menudo usan el color para esconderse de los depredadores. En este caso, tanto el color como la forma del saltamontes hacen que parezca el musgo y el liquen que lo rodea. Mezclar con el fondo se llama camuflaje , y puede ayudar a evitar que se coman los saltamontes.

La naturaleza no es todo hojas verdes. Muchos animales se mezclan con fondos de diferentes colores. Por ejemplo, el marrón es un color común para los troncos de los árboles y las plantas secas o en descomposición. Y el fondo del océano suele estar lleno de corales de colores.

¿Puedes encontrar los animales camuflados aquí?

La polilla búho, el pez escorpión y la agachadiza usan camuflaje para ayudarlos a sobrevivir. Su color, patrón y textura los ayudan a integrarse en su entorno.

A veces es mejor NO mezclarse con el fondo. Muchos animales usan colores llamativos para ahuyentar a los depredadores. Las mariquitas, por ejemplo, contienen sustancias químicas que no les gustan a las aves. Una vez que los depredadores aprenden a asociar este mal sabor con el color rojo, evitan comer mariquitas.

Pero no se deje engañar ... No todos los animales de colores brillantes son venenosos. Para algunos, el color es un engaño: evolucionaron para parecer tóxicos, aunque no lo son. Esta es en realidad una imagen de un cucaracha (Prosoplecta) ¡que parece una mariquita tóxica! Parecer algo que no eres se llama mimetismo.

El color no solo se usa para esconderse de los cazadores. Los depredadores también usan el color para ayudarlos a cazar.

los mantis orquídea es un insecto que engaña a sus víctimas imitando una flor inofensiva. Su color y forma atraen a los insectos que vienen en busca de néctar, solo para ser capturados y comidos.

Los colores también ayudan a algunos animales, como el lagarto garganta de abanico, reconocen su propia especie para el apareamiento.

Durante la temporada de reproducción, un lagarto macho intentará atraer la atención de la hembra. Primero sube a un terreno más alto y arquea su espalda hacia arriba. Luego muestra su papada, un pliegue de piel en forma de abanico en su garganta, hinchándola en un abanico de colores.

Innumerables criaturas en todo el árbol de la vida usan el color para el cortejo.

Los reptiles, mamíferos, insectos, peces y aves desarrollaron colores brillantes que anuncian quiénes son y qué tan saludables son para posibles parejas.


Mostrar / ocultar palabras para saber

Langosta: grandes saltamontes que viajan en enjambres. más

Migratorio: moviéndose de un lugar a otro. Las aves suelen migrar para evitar las temperaturas frías y calientes. Algunos viajan miles de millas cada año cuando migran.

Paleozoico: período (era) en el tiempo geológico desde hace 544 millones a 230 millones de años. más

¿Qué tienen los humanos en común con los insectos? ¡Más de lo que piensas!

Cuando piensas en animales que son similares a los humanos, puedes pensar en monos o simios, o quizás en otro mamífero. Probablemente no se imagina una mosca de la fruta. Puede pensar "¿qué podríamos tener en común con una mosca de la fruta?" Bueno, los humanos y los insectos tienen más en común de lo que piensas. Compartimos una amplia gama de similitudes, que abarcan todo, desde las estructuras musculares y nerviosas hasta las formas en que se comunican nuestras células.

Debido a que las células de los insectos y los humanos utilizan muchos de los mismos procesos, muchos avances importantes en la medicina provienen del estudio de los insectos. Desafortunadamente, muy pocas personas reconocen la importancia de los insectos para los humanos y la Tierra. El profesor de la Universidad Estatal de Arizona, Jon Harrison, es uno de estos pocos. Realiza investigaciones en el campo de la fisiología ecológica de los insectos. Utilizando moscas de la fruta, saltamontes, abejas, escarabajos y más, investiga cómo funcionan los insectos, cómo se enfrentan a los desafíos ambientales y cómo evolucionan.

Una cosa interesante sobre los insectos es su capacidad para hacer cosas que los humanos no pueden. Algunos insectos pueden congelarse, luego descongelarse y alejarse sin problemas. También son muy buenos para sobrevivir sin oxígeno. Si los humanos no reciben oxígeno, pueden morir en unos pocos minutos, pero casi todos los insectos pueden sobrevivir sin oxígeno durante muchas horas.

La forma en que las moscas de la fruta sobreviven sin oxígeno es un área de investigación activa en el laboratorio de Harrison en ASU. Aprender cómo hacen esto las moscas de la fruta puede ayudarnos a desarrollar las herramientas necesarias para ayudar a tratar a los bebés prematuros y a los pacientes con accidentes cerebrovasculares.

El enorme apetito de las langostas (izquierda) en los enjambres puede tener un gran impacto en el suministro de alimentos. Otros insectos como las abejas (derecha) ayudan a algunas plantas a reproducirse polinizando las flores.

El estudio de los insectos también es importante, ya que se consideran plagas importantes. Los enjambres de langostas (saltamontes migratorios) tienen un impacto enorme en el suministro de alimentos del mundo, y el mosquito portador de enfermedades sigue siendo el animal no humano más peligroso del mundo.

Si bien los insectos pueden ser plagas, también son esenciales, ya que polinizan muchos de nuestros cultivos y son una fuente importante de alimento para otros animales salvajes. Debido a esto, necesitamos una mejor comprensión de cómo se enfrentan o responden a los cambios ambientales, como varias temperaturas o niveles de oxígeno.

Es importante estudiar la forma en que funcionan los cuerpos de los insectos en la actualidad, pero también es útil investigar cómo se veían en el pasado. En las películas de ciencia ficción, es posible que vea insectos gigantes que pueden derribar edificios. Pero hoy, los insectos son tan pequeños que podemos pisarlos.

Hace 300 millones de años, los insectos similares a la libélula de hoy en día tenían una envergadura de hasta 65 centímetros (cm).

Los insectos grandes no son solo un truco para las películas del pasado profundo de la Tierra, los insectos eran de cinco a diez veces más grandes de lo que son hoy. Junto con otros investigadores, Harrison ha estado estudiando la posibilidad de que los niveles más altos de oxígeno en el pasado distante hayan permitido que los insectos alcanzaran estos grandes tamaños.

Intentar crear insectos más grandes con niveles más altos de oxígeno no es el único proyecto de "científico loco" que interesa a Harrison y su equipo de investigadores. También han participado en la creación de insectos controlados a distancia que pueden recopilar información para uso militar. Harrison ayudó a crear un sistema mediante el cual se podían insertar cables en el cerebro de un escarabajo, permitiéndoles controlar su vuelo.

Aunque puede pensar en los insectos como pequeñas plagas, el trabajo de Harrison nos muestra que la investigación basada en insectos puede mejorar muchas áreas de la medicina y la tecnología humanas. Entonces, la próxima vez que intente ahuyentar una mosca de la fruta o un escarabajo, piense en cómo trabajar con animales tan pequeños puede traernos grandes beneficios.


07 & # 8211 Mantis flor espinosa

La Mantis Flor Espinosa (Pseudocreobotra wahlbergi) está sacando su extraña ornamentación de la apariencia de una flor. Se puede encontrar en el sur de África y es increíblemente pequeño, mide solo 38 mm. La Mantis Flor Espinosa es un caníbal, por lo que se comerá a otras mantis que se crucen en su camino. También debe saber que el saco de huevos de la hembra puede ser casi tres veces más grande que su propio cuerpo.


Descubierto el asombroso mundo del color de las alas de los insectos

Para revisar este artículo, visite Mi perfil y luego Ver historias guardadas.

Para revisar este artículo, visite Mi perfil y luego Ver historias guardadas.

Una mirada más cercana a las aparentemente monótonas y transparentes alas de insectos ha revelado reinos de colores que antes no se apreciaban, visibles a simple vista pero pasados ​​por alto durante siglos.

Hasta ahora, los colores de las alas de muchas moscas y avispas se descartaban como iridiscencias al azar. Pero pueden ser tan distintivos y maravillosos como las tan estudiadas y celebradas alas de las mariposas y los escarabajos.

`` Dadas las condiciones de luz favorables, muestran un mundo de alas con dibujos brillantes que aparentemente pasan desapercibidas para los biólogos contemporáneos '', escribieron los investigadores dirigidos por los entomólogos de la Universidad de Lund Ekaterina Shevtsova y Christer Hansson en un 3 de diciembre. procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias papel.

Las alas de avispa y mosca están hechas de dos capas comprimidas de quitina transparente, y la luz rebota en ambas capas y se mezcla para producir color. Lo mismo ocurre con las manchas de aceite y las pompas de jabón, y los científicos consideraron la coloración transparente del ala y el efecto de iridiscencia de la burbuja de jabón de cuota, con colores que cambian aleatoriamente parpadeando sobre la superficie del ala ”, escribieron los investigadores.

En cambio, los investigadores encontraron que las variaciones superficiales de la quitina filtraban la iridiscencia. Los colores restantes demostraron ser estables y visibles desde casi cualquier ángulo. Diferían consistentemente entre especies y sexos.

Generaciones de biólogos parecen haber pasado por alto esto en parte porque no lo buscaron, y en parte porque los colores son más evidentes sobre un fondo oscuro. Sobre un fondo blanco, son invisibles, que es exactamente como la mayoría de los entomólogos estudian las alas transparentes.

"Mantienes el ala contra la luz para poder ver las venas", dijo el coautor del estudio, Daniel Janzen, un ecólogo evolutivo de la Universidad de Pensilvania. "Si está mirando a través de un microscopio, intente obtener una vista clara detrás del ala." Es la antítesis de obtener el color de las alas.

Los investigadores estudiaron las alas con microscopios, sobre fondos negros. Pero una vez que Janzen, que cría avispas para su investigación sobre las simbiosis oruga-parásito, comenzó a mirar, los colores se podían ver a simple vista cuando las alas pasaban sobre insectos y cuerpos negros.

`` Brillan como pequeños diamantes '', dijo.

Los investigadores creen que la coloración tiene funciones específicas, particularmente para el apareamiento, al igual que lo hace en mariposas y escarabajos y otros insectos con marcas más apreciadas.

Los patrones también ayudarán a los científicos a distinguir entre especies difíciles de diferenciar de otras formas. Los investigadores ya utilizaron colores de alas transparentes para identificar tres nuevas especies de avispas.

Según Janzen, al menos una docena de otros órdenes de insectos, que abarcan libélulas, cucarachas y saltamontes, tienen alas transparentes que probablemente sean tan coloridas como las de las avispas y las moscas.

"Me imagino a los taxónomos volviendo a sus animales y mirándolos bajo una nueva luz", dijo. "Es como descubrir una pieza completamente nueva del animal".

Imágenes: 1) Mosca de la fruta sobre fondo blanco y negro./PNAS. 2) Patrones en alas de mosca (mitad superior) y alas de avispa (mitad inferior) ./ PNAS. 3) Imagen compuesta de mosca contra fondo blanco y negro ./PNAS. Las imágenes son todas de color verdadero, modificadas solo por un aumento del 10 por ciento en la saturación del color.

Cita: "Patrones de colores estructurales estables mostrados en alas transparentes de insectos". Por Ekaterina Shevtsova, Christer Hansson, Daniel H. Janzen y Jostein Kjærandsen. Actas de la Academia Nacional de Ciencias, vol. 108 No. 1, 4 de enero de 2011.


Contenido

La coloración animal ha sido un tema de interés e investigación en biología durante siglos. En la era clásica, Aristóteles registró que el pulpo podía cambiar su coloración para que coincidiera con su fondo y cuándo estaba alarmado. [2]

En su libro de 1665 Micrografía, Robert Hooke describe los colores "fantásticos" (estructurales, no de pigmentos) de las plumas del pavo real: [3]

Las partes de las Plumas de este glorioso Pájaro aparecen, a través del Microscopio, no menos llamativas que las Plumas completas, ya que a simple vista es evidente que el tallo o la pluma de cada Pluma en la cola envía multitudes de ramas laterales. ,. por lo que cada uno de esos hilos en el microscopio parece un cuerpo grande y largo, que consta de una multitud de partes brillantes y reflectantes.
. me parece que sus lados superiores consisten en una multitud de cuerpos delgados y chapados, que son extremadamente delgados y se encuentran muy juntos, y por lo tanto, como las conchas de nácar, no solo reflejan una luz muy viva, sino que tiñen esa luz en de la manera más curiosa y por medio de varias posiciones, respecto a la luz, reflejan ahora un color, luego otro, y los más vívidamente. Ahora que estos colores son sólo fantásticos, es decir, los que surgen inmediatamente de las refracciones de la luz, descubrí por esto que el agua que humedecía estas partes coloreadas, destruía sus colores, que parecían continuar. de la alteración de la reflexión y refracción.

Según la teoría de la selección natural de Charles Darwin de 1859, características como la coloración evolucionaron proporcionando a los animales individuales una ventaja reproductiva. Por ejemplo, los individuos con un camuflaje ligeramente mejor que otros de la misma especie dejarían, en promedio, más descendencia. En su Origen de las especies, Darwin escribió: [4]

Cuando vemos los insectos comedores de hojas verdes y los que se alimentan de la corteza moteada de gris, la perdiz blanca alpina blanca en invierno, el urogallo rojo del color del brezo y el urogallo negro el de la tierra turbia, debemos creer que estos tintes son de servicio a estas aves e insectos para preservarlos del peligro. El urogallo, si no se destruye en algún período de sus vidas, aumentaría en innumerables cantidades.Se sabe que sufren en gran parte de las aves de presa y los halcones son guiados por la vista hacia sus presas, tanto es así que en partes del continente se advierte a las personas. no tener palomas blancas, por ser las más expuestas a la destrucción. Por tanto, no veo ninguna razón para dudar de que la selección natural pueda ser más eficaz para dar el color adecuado a cada tipo de urogallo y para mantener ese color, una vez adquirido, verdadero y constante.

El libro de Henry Walter Bates de 1863 El naturalista del río Amazonas describe sus extensos estudios sobre los insectos en la cuenca del Amazonas, y especialmente las mariposas. Descubrió que mariposas aparentemente similares a menudo pertenecían a familias diferentes, con una especie inofensiva que imitaba a una especie venenosa o de sabor amargo para reducir la posibilidad de ser atacada por un depredador, en el proceso que ahora se llama mimetismo batesiano. [5]

El libro fuertemente darwiniano de 1890 de Edward Bagnall Poulton Los colores de los animales, su significado y uso, especialmente considerado en el caso de los insectos argumentó el caso de tres aspectos de la coloración animal que son ampliamente aceptados en la actualidad, pero que eran controvertidos o completamente nuevos en ese momento. [6] [7] Apoyaba firmemente la teoría de la selección sexual de Darwin, argumentando que las diferencias obvias entre los pájaros machos y hembras, como el faisán argus, eran seleccionadas por las hembras, señalando que el plumaje masculino brillante se encontraba sólo en especies "que cortejaban por día". [8] El libro introdujo el concepto de selección dependiente de la frecuencia, como cuando las imitaciones comestibles son menos frecuentes que los modelos desagradables cuyos colores y patrones copian. En el libro, Poulton también acuñó el término aposematismo para la coloración de advertencia, que identificó en grupos de animales muy diferentes, incluidos mamíferos (como la mofeta), abejas y avispas, escarabajos y mariposas. [8]

El libro de 1892 de Frank Evers Beddard, Coloración animal, reconoció que existía la selección natural, pero examinó su aplicación al camuflaje, la mímica y la selección sexual de manera muy crítica. [9] [10] El libro fue a su vez criticado rotundamente por Poulton. [11]

Libro de 1909 de Abbott Handerson Thayer Ocultación de coloración en el reino animal, completado por su hijo Gerald H. Thayer, argumentó correctamente a favor del uso generalizado de la cripsis entre los animales y, en particular, describió y explicó el contrasombreado por primera vez. Sin embargo, los Thayer arruinaron su caso argumentando que el camuflaje era el único propósito de la coloración animal, lo que los llevó a afirmar que incluso el plumaje rosado brillante del flamenco o la espátula rosada era críptico, contra el cielo momentáneamente rosado al amanecer o al anochecer. Como resultado, los críticos, incluido Theodore Roosevelt, se burlaron del libro por haber "llevado [la" doctrina "de ocultar la coloración] a un extremo tan fantástico y por incluir absurdos tan descabellados como para exigir la aplicación del sentido común al mismo". [12] [13]

Libro de 500 páginas de Hugh Bamford Cott Coloración adaptativa en animales, publicado en tiempos de guerra de 1940, describía sistemáticamente los principios del camuflaje y el mimetismo. El libro contiene cientos de ejemplos, más de cien fotografías y dibujos precisos y artísticos del propio Cott, y 27 páginas de referencias. Cott se centró especialmente en el "máximo contraste disruptivo", el tipo de patrón utilizado en el camuflaje militar, como el material de patrón disruptivo. De hecho, Cott describe esas aplicaciones: [14]

el efecto de un patrón disruptivo es romper lo que realmente es una superficie continua en lo que parece ser una serie de superficies discontinuas. que contradicen la forma del cuerpo sobre el que se superponen.

Camuflaje Editar

Uno de los pioneros en la investigación de la coloración animal, Edward Bagnall Poulton [8] clasificó las formas de coloración protectora, de una manera que sigue siendo útil. Describió: semejanza protectora semejanza agresiva protección adventicia y semejanza protectora variable. [20] Estos se tratan a su vez a continuación.

La presa utiliza el parecido protector para evitar la depredación. Incluye una semejanza protectora especial, ahora llamada mimesis, donde todo el animal se parece a algún otro objeto, por ejemplo, cuando una oruga se parece a una ramita o un pájaro cayendo. En el parecido protector general, ahora llamado cripsis, la textura del animal se mezcla con el fondo, por ejemplo, cuando el color y el patrón de una polilla se mezclan con la corteza de los árboles. [20]

Los depredadores o parásitos utilizan el parecido agresivo. En un parecido agresivo especial, el animal parece otra cosa, atrayendo a la presa o al anfitrión para que se acerquen, por ejemplo, cuando una mantis floral se parece a un tipo particular de flor, como una orquídea. En un parecido agresivo general, el depredador o parásito se mezcla con el fondo, por ejemplo, cuando es difícil ver un leopardo en la hierba alta. [20]

Para protección adventicia, un animal usa materiales como ramitas, arena o trozos de concha para ocultar su contorno, por ejemplo cuando una larva de mosca caddis construye una caja decorada, o cuando un cangrejo decorador decora su lomo con algas, esponjas y piedras. [20]

En una semejanza protectora variable, un animal como un camaleón, un pez plano, un calamar o un pulpo cambia el patrón y el color de su piel utilizando células cromatóforas especiales para parecerse al fondo sobre el que descansa actualmente (así como para la señalización). [20]

Los principales mecanismos para crear las semejanzas descritas por Poulton, ya sea en la naturaleza o en aplicaciones militares, son la cripsis, que se mezcla con el fondo para volverse difícil de ver (esto cubre tanto la semejanza especial como la general) patrones disruptivos, utilizando colores y patrones para romper el contorno del animal, que se relaciona principalmente con la semejanza general mimesis, que se asemeja a otros objetos de ningún interés especial para el observador, que se relaciona con el contrasombreado de semejanza especial, utilizando el color graduado para crear la ilusión de planitud, que se relaciona principalmente con la semejanza general y la contrailuminación , produciendo luz para igualar el fondo, notablemente en algunas especies de calamares. [20]

El contrasombreado fue descrito por primera vez por el artista estadounidense Abbott Handerson Thayer, un pionero en la teoría de la coloración animal. Thayer observó que mientras que un pintor toma un lienzo plano y usa pintura de color para crear la ilusión de solidez al pintar en sombras, los animales como los ciervos a menudo son más oscuros en sus espaldas, volviéndose más claros hacia el vientre, creando (como observó el zoólogo Hugh Cott) la ilusión de planitud, [21] y contra un fondo coincidente, de invisibilidad. Observación de Thayer: "Los animales están pintados por la naturaleza, más oscuros en aquellas partes que tienden a estar más iluminadas por la luz del cielo, y viceversa" se llama Ley de Thayer. [22]

Señalización Editar

el color se usa ampliamente para señalizar en animales tan diversos como aves y camarones. La señalización comprende al menos tres propósitos:

    , para señalar una capacidad o servicio a otros animales, ya sea dentro de una especie o no
  • Selección sexual, donde los miembros de un sexo eligen aparearse con miembros del otro sexo de color adecuado, impulsando así el desarrollo de tales colores.
  • advertencia, para señalar que un animal es dañino, por ejemplo, puede picar, es venenoso o tiene un sabor amargo. Las señales de advertencia pueden imitarse de manera veraz o falsa.

Servicios de publicidad Editar

La coloración publicitaria puede señalar los servicios que un animal ofrece a otros animales. Estos pueden ser de la misma especie, como en la selección sexual, o de diferentes especies, como en la simbiosis de limpieza. Las señales, que a menudo combinan color y movimiento, pueden ser entendidas por muchas especies diferentes, por ejemplo, las estaciones de limpieza del camarón coralino anillado. Stenopus hispidus son visitados por diferentes especies de peces, e incluso por reptiles como las tortugas carey. [23] [24] [25]

Selección sexual Editar

Darwin observó que los machos de algunas especies, como las aves del paraíso, eran muy diferentes de las hembras.

Darwin explicó tales diferencias entre hombres y mujeres en su teoría de la selección sexual en su libro El Descenso del Hombre. [26] Una vez que las hembras comienzan a seleccionar a los machos de acuerdo con alguna característica particular, como una cola larga o una cresta de color, esa característica se enfatiza cada vez más en los machos. Eventualmente, todos los machos tendrán las características que las hembras están seleccionando sexualmente, ya que solo esos machos pueden reproducirse. Este mecanismo es lo suficientemente poderoso como para crear características que son muy desventajosas para los machos de otras maneras. Por ejemplo, algunos machos de aves del paraíso tienen serpentinas en las alas o en la cola que son tan largas que impiden el vuelo, mientras que sus colores brillantes pueden hacer que los machos sean más vulnerables a los depredadores. En el extremo, la selección sexual puede llevar a las especies a la extinción, como se ha argumentado en el caso de los enormes cuernos del alce irlandés macho, que puede haber dificultado el movimiento y la alimentación de los machos maduros. [27]

Son posibles diferentes formas de selección sexual, incluida la rivalidad entre los machos y la selección de las hembras por parte de los machos.

Advertencia Editar

La coloración de advertencia (aposematismo) es efectivamente el "opuesto" del camuflaje y un caso especial de la publicidad. Su función es hacer que el animal, por ejemplo una avispa o una serpiente de coral, sea muy visible para los depredadores potenciales, de modo que sea notado, recordado y luego evitado. Como observa Peter Forbes, "las señales de advertencia humanas emplean los mismos colores (rojo, amarillo, negro y blanco) que la naturaleza usa para anunciar criaturas peligrosas". [28] Los colores de advertencia funcionan al estar asociados por depredadores potenciales con algo que hace que el animal de color de advertencia sea desagradable o peligroso. [29] Esto se puede lograr de varias maneras, mediante cualquier combinación de:

  • desagradables, por ejemplo, las orugas, las pupas y los adultos de la polilla cinabrio, la mariposa monarca y la mariposa de punto variable [30] tienen sustancias químicas de sabor amargo en la sangre. Una monarca contiene más que suficiente toxina parecida a la digital para matar a un gato, mientras que un extracto de monarca hace vomitar a los estorninos. [31]
  • maloliente, por ejemplo, la mofeta puede expulsar un líquido con un olor fuerte y duradero [32]
  • agresivo y capaz de defenderse, por ejemplo, tejones de miel. [33]
  • venenosas, por ejemplo, una avispa puede producir una picadura dolorosa, mientras que serpientes como la víbora o la serpiente coralina pueden provocar una mordedura fatal. [28]

La coloración de advertencia puede tener éxito ya sea a través del comportamiento innato (instinto) de parte de los depredadores potenciales, [34] o mediante una evitación aprendida. Cualquiera puede dar lugar a diversas formas de mimetismo. Los experimentos muestran que la evitación se aprende en aves, [35] mamíferos, [36] lagartos, [37] y anfibios, [38] pero que algunas aves, como las grandes tetas, evitan de forma innata ciertos colores y patrones como las rayas negras y amarillas. . [34]

Mimetismo Editar

El mimetismo significa que una especie de animal se parece a otra especie lo suficiente como para engañar a los depredadores. Para evolucionar, las especies imitadas deben tener una coloración de advertencia, porque parecer de sabor amargo o peligrosas le da a la selección natural algo en lo que trabajar. Una vez que una especie tiene una leve semejanza con una especie de color de advertencia, la selección natural puede conducir sus colores y patrones hacia una imitación más perfecta. Existen numerosos mecanismos posibles, de los cuales los más conocidos son:

  • Mimetismo Batesiano, donde una especie comestible se asemeja a una especie desagradable o peligrosa. Esto es más común en insectos como las mariposas. Un ejemplo familiar es la semejanza de las moscas flotantes inofensivas (que no tienen aguijón) con las abejas.
  • Mimetismo mülleriano, donde dos o más especies animales desagradables o peligrosas se parecen entre sí. Esto es más común entre insectos como avispas y abejas (himenópteros).

Mimetismo batesiano fue descrito por primera vez por el naturalista pionero Henry W. Bates. Cuando un animal de presa comestible llega a parecerse, aunque sea levemente, a un animal de mal gusto, la selección natural favorece a los individuos que se parecen un poco más a las especies de mal gusto. Esto se debe a que incluso un pequeño grado de protección reduce la depredación y aumenta las posibilidades de que un imitador individual sobreviva y se reproduzca. Por ejemplo, muchas especies de hoverfly son de color negro y amarillo como las abejas y, en consecuencia, las aves (y las personas) las evitan. [5]

Mimetismo mülleriano fue descrito por primera vez por el naturalista pionero Fritz Müller. Cuando un animal desagradable llega a parecerse a un animal desagradable más común, la selección natural favorece a los individuos que incluso se parecen un poco más al objetivo. Por ejemplo, muchas especies de avispas y abejas tienen un color similar de negro y amarillo. La explicación de Müller del mecanismo de esto fue uno de los primeros usos de las matemáticas en biología. Argumentó que un depredador, como un pájaro joven, debe atacar al menos a un insecto, digamos una avispa, para aprender que los colores negro y amarillo significan un insecto que pica. Si las abejas fueran de otro color, el pájaro joven tendría que atacar a una de ellas también. Pero cuando las abejas y las avispas se parecen entre sí, el pájaro joven solo necesita atacar a uno de todo el grupo para aprender a evitarlos a todos. Entonces, menos abejas son atacadas si imitan a las avispas, lo mismo se aplica a las avispas que imitan a las abejas. El resultado es un parecido mutuo para la protección mutua. [39]

Distracción editar

Sobresalto editar

Algunos animales, como muchas polillas, mantis y saltamontes, tienen un repertorio de comportamientos amenazantes o alarmantes, como mostrar repentinamente manchas oculares llamativas o parches de colores brillantes y contrastantes, para asustar o distraer momentáneamente a un depredador. Esto le da al animal de presa la oportunidad de escapar. El comportamiento es deimático (sorprendente) en lugar de aposemático, ya que estos insectos son apetecibles para los depredadores, por lo que los colores de advertencia son un engaño, no una señal honesta. [40] [41]

Deslumbramiento de movimiento Editar

Algunos animales de presa, como la cebra, están marcados con patrones de alto contraste que posiblemente ayuden a confundir a sus depredadores, como los leones, durante una persecución. Se ha afirmado que las rayas audaces de una manada de cebras corriendo dificultan que los depredadores estimen con precisión la velocidad y la dirección de la presa, o identifiquen animales individuales, lo que le da a la presa una mejor oportunidad de escapar. [42] Dado que los patrones de deslumbramiento (como las rayas de la cebra) hacen que los animales sean más difíciles de atrapar cuando se mueven, pero más fáciles de detectar cuando están parados, existe un equilibrio evolutivo entre el deslumbramiento y el camuflaje. [42] Existe evidencia de que las rayas de la cebra podrían proporcionar cierta protección contra las moscas y los insectos que pican. [43]

Protección física Editar

Muchos animales tienen pigmentos oscuros como la melanina en la piel, los ojos y el pelaje para protegerse contra las quemaduras solares [44] (daño a los tejidos vivos causado por la luz ultravioleta). [45] [46]

Regulación de temperatura Editar

Algunas ranas como Bokermannohyla alvarengai, que toman el sol, aclaran su color de piel cuando hace calor (y se oscurece cuando hace frío), haciendo que su piel refleje más calor y así evitar el sobrecalentamiento. [47]

Coloración incidental Editar

Algunos animales tienen un color puramente incidental porque su sangre contiene pigmentos. Por ejemplo, los anfibios como los olm que viven en cuevas pueden ser en gran parte incoloros ya que el color no tiene ninguna función en ese entorno, pero muestran algo de rojo debido al pigmento hemo en sus glóbulos rojos, necesario para transportar oxígeno. También tienen un poco de riboflavina de color naranja en la piel. [48] ​​Los albinos humanos y las personas de piel clara tienen un color similar por la misma razón. [49]

La coloración animal puede ser el resultado de cualquier combinación de pigmentos, cromatóforos, coloración estructural y bioluminiscencia. [50]

Coloración por pigmentos Editar

Los pigmentos son sustancias químicas coloreadas (como la melanina) en los tejidos animales. [50] Por ejemplo, el zorro ártico tiene un pelaje blanco en invierno (que contiene poco pigmento) y un pelaje marrón en verano (que contiene más pigmento), un ejemplo de camuflaje estacional (un polifenismo). Muchos animales, incluidos los mamíferos, las aves y los anfibios, son incapaces de sintetizar la mayoría de los pigmentos que colorean su pelaje o plumas, además de las melaninas marrones o negras que dan a muchos mamíferos sus tonos terrestres. [51] Por ejemplo, el amarillo brillante de un jilguero americano, el naranja sorprendente de un tritón manchado de rojo juvenil, el rojo intenso de un cardenal y el rosa de un flamenco son todos producidos por pigmentos carotenoides sintetizados por plantas. En el caso del flamenco, el ave come camarones rosados, que por sí mismos son incapaces de sintetizar carotenoides. Los camarones obtienen el color de su cuerpo de algas rojas microscópicas que, como la mayoría de las plantas, pueden crear sus propios pigmentos, incluidos los carotenoides y la clorofila (verde). Sin embargo, los animales que comen plantas verdes no se vuelven verdes, ya que la clorofila no sobrevive a la digestión. [51]

Coloración variable por cromatóforos Editar

Chromatophores are special pigment-containing cells that may change their size, but more often retain their original size but allow the pigment within them to become redistributed, thus varying the colour and pattern of the animal. Chromatophores may respond to hormonal and/or neurobal control mechanisms, but direst responses to stimulation by visible light, UV-radiation, temperature, pH-changes, chemicals, etc. have also been documented. [1] The voluntary control of chromatophores is known as metachrosis. [50] For example, cuttlefish and chameleons can rapidly change their appearance, both for camouflage and for signalling, as Aristotle first noted over 2000 years ago: [52]

The octopus . seeks its prey by so changing its colour as to render it like the colour of the stones adjacent to it it does so also when alarmed.

When cephalopod molluscs like squid and cuttlefish find themselves against a light background, they contract many of their chromatophores, concentrating the pigment into a smaller area, resulting in a pattern of tiny, dense, but widely spaced dots, appearing light. When they enter a darker environment, they allow their chromatophores to expand, creating a pattern of larger dark spots, and making their bodies appear dark. [53] Amphibians such as frogs have three kinds of star-shaped chromatophore cells in separate layers of their skin. The top layer contains 'xanthophores' with orange, red, or yellow pigments the middle layer contains 'iridophores' with a silvery light-reflecting pigment while the bottom layer contains 'melanophores' with dark melanin. [51]


Palaeontologist reveals insects' colourful past

The iridescent jewel beetle Chrysochroa raja owes its colour to nanometre-size structures in its outer tissues and was used in fossilisation experiments to explain patterns in the fossil record of colour.

(Phys.org)—An international research team led by a University of Bristol scientist has explained the preservation of colours in fossil insects for the first time.

The discovery explains why colours change and why they are destroyed during fossilisation, revealing hidden gems in the insect fossil record that could help reconstruct the evolution of colours in insects.

The paper has just been published online in the journal Geología. The research will also be showcased at this year's prestigious Royal Society Summer Science Exhibition in London, from 1 to 7 July.

Many modern insects owe their brilliant colours to microscopic light-reflecting structures in their tissues, but the fossil record of these 'structural colours' is patchy. Even where these colours are fossilised, the original colours change during the fossilisation process.

Dr Maria McNamara, a Research Assistant in Palaeobiology from the School of Earth Sciences, led a team of researchers from Yale University and University College Dublin which used a novel experimental technique to simulate high pressures and temperatures that are found deep under the Earth's surface.

The team used modern beetles and discovered that they changed colour during the experiments due to changes in the chemistry and physical architecture of the colour-producing structures in their tissues.

Dr McNamara said: "Our results explain a big mystery in the field of fossil colour. By looking at what happens to structural colours in modern insects during fossilisation experiments, we can now say exactly why and how structural colours change during the burial process. Now we know what key events in the geological history of sediments can cause colour change. This will help us to pin down which fossils show colours that we can trust, and which have been altered.

"Our results also provide compelling evidence for why certain types of structural colours - produced by complex 3D organic crystal lattices called 3D photonic crystals - aren't found in the fossil record. Rather than simply not being preserved, our experiments show that these structures are really tough and can survive the same burial conditions as other structural colours. This indicates that 3D photonic crystals, which are the most complex colour-producing structures known in nature, evolved extremely recently - within the last few million years."


Multiple functions of color

Researchers usually try to identify single key functions of external appearances (1), but individual color patterns can experience multiple, often opposing, selection pressures (Fig. 4). Several solutions have evolved to allow organisms to cope with these. The latitudinal gradient of human skin pigmentation, for instance, reflects two clines: One emphasizes protection against high UV radiation through permanent eumelanin-based pigmentation the other promotes absorption of UVB (waveband from 280 to 315 nm) for vitamin D photosynthesis in low or highly seasonal UV environments through depigmented skin (62). Variation in skin color and tanning ability between populations represents a compromise between these conflicting pressures (63). A related trade-off has been demonstrated in avian eggshells, where blue-green biliverdin pigments block harmful UV from entering the egg but minimize overheating caused by thermal absorption (64).

From left to right and top row to bottom row: The African mocker swallowtail (Papilio dardanus) shows female-limited Batesian mimicry of different unpalatable models (top two butterflies) males are undefended nonmimics (bottom). The spotted lanternfly (Lycorma delicatula) is a cryptic toxic planthopper at rest, with wings folded vertically, but aposematic in flight, displaying its conspicuous red hindwings. The dyeing dart frog (Dendrobates tinctorius) is highly poisonous and conspicuous but also sexually dichromatic, indicating sexually selected coloration for mate choice. Wood tiger moth (Parasemia plantaginis) larvae are aposematic individuals found in more northern latitudes are darker, allowing them to warm up quickly, but they suffer greater predation. Paper wasps (Polistes dominulus) signal dominance by the extent of black on the yellow portion of their heads and sport characteristic yellow and black aposematic integument. The male impala (Aepyceros melampus) is a countershaded antelope that also matches its background. Cuttlefish (Sepia officinalis) can rapidly change color to match their background, as well as to signal aggression and interest in the opposite sex. Barn owls (Tyto alba) have dark and pale reddish pheomelanic morphs that are differentially successful in catching rodents according to habitat, presumably because of differential crypsis darker feathers are more resistant to wear, which may allow different flight behavior. Giant pandas (Ailuropoda melanoleuca) have faces to signal to conspecifics but black and white body pelage for crypsis in snow and shade. Male lions (Pantera Leo) with darker manes are preferred by lionesses and approached more cautiously by males, compared with blond conspecifics. Male house finches (Haemorhous mexicanus) sport red plumage that is preferred by females and that reflects the extent of coccidial and mycoplasmal infections. Guenons (here, Cercopithecus mona y C. sclateri) show greater facial complexity in larger social groups, perhaps to facilitate individual recognition, and have distinctive faces from sympatric heterospecifics to facilitate species recognition. Human (Homo sapiens) skin color is a compromise between avoiding damage from UVB radiation at low latitudes and manufacturing vitamin D in highly seasonal UV environments. House sparrow (Passer domesticus) bib size and blackness signal dominance in flocks of wintering birds and reflect higher levels of immunocompetence during the nonbreeding season. Willets (Catoptrophorus semipalmatus) have white livery, perhaps to coordinate flight movements when they take off together in large groups, confuse predators, or increase aerodynamic efficiency.

CREDITS: (PHOTOS, LEFT TO RIGHT, TOP ROW TO BOTTOM ROW) © Simon Martin, © Changku Kang, © Jim Barnett and Constantinos Michalis, © Johanna Mappes, © Elizabeth Tibbetts, © Tim Caro, © Keri Langridge, © Alexandre Roulin, © Theodore Stankowich, © Craig Packer, © Geoffrey Hill, © Will Allen, © Nina Jablonski, © Geoffrey Hill, © Bruce Lyon (MONTAGE) Laszlo Talas

Likewise, although one might expect that color patterns that help conceal potential prey from predators and those that warn predators when prey are discovered would be incompatible, these functions are not necessarily compromised perceived color is distance-dependent (65). For example, highly contrasting colors can blur into the background when viewed from afar but become conspicuous and contrasting when observed at shorter distances (66). Whether and how organisms resolve trade-offs depends on the shape of the fitness curve resulting from different selective forces.

Changing color is an obvious strategy when individuals encounter different habitats, grow in size rapidly, or encounter new predators over time (7). Some color displays are behaviorally triggered and only shown when a predator is very near [e.g., deimatic displays by katydids (67)]. Some cuttlefish change color and shape according to the predator species (68), whereas crabs change color over hours to match a new background (69), as do many other invertebrates over longer time scales. For example, alder moths (Acronicta alni) show ontogenetic change from masquerade (as bird droppings) to aposematism when they need to move and pupate (70). Lastly, mammals, such as deer, are born with striped coats but take on uniform pelage as adults (71). These temporal solutions are expected to arise in response to predictable spatial or temporal changes in selection pressures (72).

Another solution to different selection pressures is polymorphism. This is most evident in sexual dimorphism, but it also occurs within the same sex as a consequence of multiple selection pressures—for example, to escape harassment (73), to obtain a mate (74), or to remain cryptic to multiple predators (75). Selection for alternative phenotypes within the same population may arise by frequency-dependent selection (rare morph advantage), heterogeneous selection in space or time, or heterozygote advantage (76).

The same color pattern can be perceived differently by different receivers, and this can be exploited by organisms to resolve different challenges simultaneously (77). This includes private channels of communication, whereby a signal is more salient to intended receivers (e.g., potential mates) than to unwanted observers (e.g., predators). For example, some damselfish possess UV face patterns that facilitate individual recognition for territoriality, while remaining largely hidden to UV-insensitive predators (78). Hidden channels can also involve other visual modalities some mantis shrimps use circularly polarized patterns that are invisible to other species (79). Thus far, however, few experiments have used behavioral tests of eavesdropper detection to assess predictions from vision modeling.

Like private communication, organisms can also separate signals spatially (Fig. 4), so that different parts of the body convey different information. For example, many animals have dorsal coloration that reduces predation through crypsis or aposematism but ventral coloration that is used for short-range intraspecific signaling [e.g., (80)]. These mechanisms are likely to be common when multiple receivers perceive the signaler from different directions.


The Socialite - Black Garden Ant

Ants are not big on individuality instead, most live for the colony, a tightly knit organisation, formed by altruistic cooperation, with interior networks, caste systems and even a kind of chemical language. During hot and humid summer weather, winged adults appear and swarm in large numbers these 'flying ants' mate and eventually disperse to form new colonies. They commonly seem to appear on the same #FlyingAntDay in different locations in the UK. Are you an admirer of the colony?

Three museums to meet insects in:

Current exhibition Archaeopteryx - The Missing Link Between Dinosaurs and Birds, from the Department of Geology at the National Museum of Wales, examines the history of the discovery of the famous Archaeopteryx specimens from the discovery of the first one in 1861 right up to the present day. Only 11 specimens of this famous ‘missing link’ have ever been found. Until August 31 2015.

, Bradford
Discover how programmes including Frozen Planet and Deadly 60 are made and see pictures of insect wings taken during the 1840s in the exhibition, Nature, Camera, Action - The Secrets of Making Incredible Wildlife Films.

, Sheffield
Visit the Ruskin Collection for early renaissance art, gothic architecture, engravings, mosaic decoration, illustrations of birds, flowers, insects, geological specimens, illustrated books and medieval manuscripts, all assembled by Victorian writer John Ruskin.


Ver el vídeo: How to Draw Dinosaur for Children. Learn How to Draw 9 Dinosaurs (Agosto 2022).